Aire acondicionado
  • 6 puntos de control Es necesario revisar el sistema de climatización todos los años y realizar un mantenimiento cada dos años. El gas refrigerante del sistema de climatización se denomina R134A y se utiliza desde el año 1994. Puede ejercer efectos perjudiciales sobre el medio ambiente mediante su acción sobre la capa de ozono y por su incidencia en el efecto invernadero (1g R134A = 1300gr de CO2). Su manipulación requiere mucha prudencia y debe realizarse por un profesional.
  • Recuperación del gas y aceite antiguo
  • Reciclado del gas y aceite antiguo
  • Extracción de humedad por vacío
  • Control de estanqueidad.
  • Carga de gas y aceite nuevo
  • Control rendimiento aire acondicionado Comprueba antes de realizar la carga que no tienes una fuga en el circuito, pues en ese caso el gas recargado se perderá. Si no podemos realizar la carga de aire se te abonará el importe de la misma y te realizaremos el diagnóstico detallando el problema encontrado. Recuerda que deberás abonar el coste de este diagnóstico.
  • Carga de Aire Acondicionado
  • Higienización Habitáculo La Higienización del habitáculo se realiza utilizando una tecnología de ultrasonidos, mediante la nebulización de un producto que trata el habitáculo completo
  • Sustitución del filtro de habitáculo Esta prestación incluye el cambio del filtro de habitáculo,cuya función es proteger el interior del vehículo de los olores y cuidar así de los pasajeros. Reemplazar anualmente el filtro para el habitáculo asegura una reducción importante de sustancias tóxicas en el habitáculo durante todo el año, a la vez que aumenta la seguridad en la conducción.




Y Además...



Otras prestaciones de Carga de Aire

    • Cambio de compresor
    • Cambio de condensador
    • Cambio de válvula de expansión/orificio calibrado
    • Cambio de obuses/toma de carga
    • Cambio de canalización
    • Cambio de filtro deshidratador

      *Para adquirir cualquiera de estas prestaciones debes acudir a tu centro más cercano


El aire acondicionado garantiza frescura en el habitáculo durante el verano, contribuye a desempañar el parabrisas en invierno, y ayuda a mantener el interior de tu vehículo sin malos olores.